La piloto de Soficat Xerox ha disfrutado en la segunda etapa del Rally Dakar, pero ha cedido varios minutos por un problema en un depósito de combustible.
Ha sido 24ª en la etapa a 21 minutos del primero y pasa del 12º al 20º lugar en la clasificación general.
Laia Sanz ha superado la segunda etapa del Rally Dakar 2018 con un sabor “agridulce”, tras completar los 267 kilómetros de especial cronometrada con muy buenas sensaciones, pero con un contratiempo en un depósito de combustible que le ha hecho perder unos siete minutos. Al final, la piloto de Soficat Xerox ha cruzado la meta 24ª, a 21 minutos y 13 segundos del vencedor del día.
La noche anterior temía encontrarse una etapa demoledora, después del pequeño pero intenso aperitivo de la prólogo del sábado, pero el día ha resultado menos complejo de lo que cabía esperar. Imágenes dantescas no han faltado en una jornada en que las motos salían detrás de los coches: “A mitad de camino te encontrabas algunos volcados, otros atrapados en dunas en forma de olla e intentando encontrar un paso para salir, otros encallados en la arena, algunos perdidos...”, narra la 18 veces campeona del mundo.
Para ella, en cambio, ha sido un día para disfrutar:

“He hecho los primeros 30 kilómetros bastante tranquila. Luego me ha alcanzado mi compañero Toby Price y le he seguido durante 100 kilómetros manteniendo el ritmo, hasta que he tenido un problema con un depósito de combustible a 40 kilómetros del refueling y he tenido que parar para solucionarlo. Después he ido otros 45 kilómetros más con Gerard Farrés y me he divertido mucho”. 

Pese al tiempo perdido, Laia Sanz asegura haberse sentido muy bien encima de la KTM 450 Rally, ya más recuperada del virus estomacal que ha arrastrado desde hace días: “La moto va muy bien, ya me encuentro bastante recuperada y la especial era muy bonita, con mucha arena, pero no tan blanda como ayer, y más rápida de lo que me esperaba. Había que vigilar un poco porque había coches por todos lados y muchas roderas, pero hubiera sido una buena etapa sin el pequeño problema que he tenido. En cualquier caso, que todos los días malos que tengan que venir sean así”.
El 24º puesto en la segunda jornada ha hecho que la piloto de Soficat Xerox bajara del 12º al 20º lugar en la clasificación general, si bien eso no le preocupa: “Esto no ha hecho más que empezar y aunque podría haber salido mejor hoy, puedo estar contenta. Ya habrá ocasión de recuperar”.
Mañana se disputará la tercera etapa, entre Pisco y San Juan de Marcona, con 206 km de enlace y 295 cronometrados.


Comunicado Oficial